un niño feliz



a pesar de lo que se pudiera inferir del post anterior, eh? y mucho! :)

21 comentarios:

  1. Ya ya, si no se te percibe un ser traumatizado ni atormentado, ¡no hacía falta una prueba gráfica! Pero me encanta que la hayas puesto...
    porque.... ¡ayyyy, qué bonito!!
    Qué guapo de mocoso... jajaja
    Qué despierto, qué ojos tan asombrados y felices... Qué sonrisa tan franca e inocente...
    Estás en esa foto que enamoras Raúl!! jajaja
    Aissss qué me sale el amor de madre!!!
    Me voy antes de ponerme a hacerte de esas gracias ridículas que se le hacen a los niños pequeños... jajaja

    ResponderEliminar
  2. qu cosa mas bonicaaa pa pegar bocaillos chicosss

    ResponderEliminar
  3. Siempre he pensado que has sido y eres, muy feliz y muy vital. De los que contagian optimismo. Todavía no te he leído un solo post en el que te haya descubierto un poco chof. Bueno, sí, una vez. Pero había sobrados motivos para ello.

    A mi del post de ayer lo que me impresionó fue la música, porque la que tenía el día tonto era yo. ;)

    Que sigas así de feliz.

    ResponderEliminar
  4. ¡Halaaaa! qué majico.

    xXD

    ResponderEliminar
  5. Que importante es la infancia...y estos dias me toca el tema de cerca mas que nunca....Saludos Niño feliz

    ResponderEliminar
  6. Coño... mini Raul.

    Siento no poder comentar mas en tus anteriores entradas, pero el tiempo de biblioteca es limitado, y os dedico tiempo a todos/as.
    Es por ello que cerre el blog hasta que solucione el problema.
    Saludos!

    Bajo las tablas del desvan.

    ResponderEliminar
  7. te como!! :)
    precioso post el de ayer.
    abrazos

    ResponderEliminar
  8. jajaja, qué gracioso!!

    ResponderEliminar
  9. Parece que estés diciendo, "preparaos que llego con un blog de música y os vais a cagar"

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué majo eras! Bueno,sigues siendo majo. ¿Esos ojazos todavía los tienes o te los cambiaste por otros?

    ResponderEliminar
  11. qué va! se me han empequeñecío, por las gafas, los años, o yo qué sé.

    http://interpreta-sones.blogspot.com/2008/02/echar-un-ojo.html

    ResponderEliminar
  12. Qué ojazos te gastabas, chaval! Llamativos los plieguecillos dorsales, anda que no trincarías ná por la boca!. Se te veía superespabilao y, dime si me equivoco, trastillo y movidillo, jejjee. Saludos!

    ResponderEliminar
  13. jajajaj, mira que majo...
    No tenía la menor duda de tu felicidad ;)

    ResponderEliminar
  14. =) carita de contento!!!!

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué guapooooo!
    Si se te ve un niño feliz, y hoy en día se te intuye un hombre igualmente feliz, no pienses tú que la anterior entrada decía lo contrario (al menos a mi me lo pareció).

    Oye, que si te sigues pareciendo, que tanto no has cambiado. Aunque hoy en día no nos has regalado una pose igual. jeje. pero no hace falta para ver los mismos ojos y la misma sonrisa. La felicidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. pues no sé porque dices lo de "a pesar de lo que se pudiera inferir del post anterior"
    porque desde luego yo bien te podía imaginar sobre la colcha de flores jugando a escapar a mamá!
    :-)

    pero estoy segura de que esta foto tenía culito, además de ojazos, ricitos y sonrisa

    ResponderEliminar
  17. oooh :9 jeje! se te reconoce por los ojos!!

    ResponderEliminar
  18. Le petit Raul, qué fenomeno. Abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Qué cara de bicho!!! Feliz seguro

    ResponderEliminar