y nada más

aunque escuches mil veces una canción cuando eres niño, necesitas cumplir los años suficientes para llegar a comprenderla, y después, a medida que cumples más años, encontrar significados nuevos. no sé si nosotros crecemos con las canciones o las canciones crecen con nosotros, el caso es que recuerdo la hipnotización de "y nada más" de silvio rodríguez cuando apenas tenía uso de razón, con una introducción vocal que penetraría fácilmente las epidermis más rudas, completamente traspasadora para una piel infantil. recuerdo luego bien mi maravillamiento conceptual al detenerme en la letra, cuando ya usaba la razón con solvencia, aunque fuera una razón alborotada, adolescente. recuerdo lo grande que me hacía sentir una canción tan sencillamente pequeña en esos días. hoy, después de tantísimo tiempo sin escucharla, sólo me queda admitir lo pequeño que me siento ante una canción tan grande. casi me dan ganas de ponerme de rodillas, o algo.

33 comentarios:

  1. Puesto de rodillas, escucho atento la siempre excelsa cancion que, oh tu mi guru musical, hoy nos obsequias. Silvio siempre me ha encantado, me ha sorprendido encontrarlo por estos lares y ver que tu gusto es tan exquisito. Temazo!!!!
    Una reflexión: Me va pasando varias veces, que yendo en le coche, escuchando discos que mil veces he puesto, un día la letra aparece en tu mente y desentrañas su esencia...ese día la canción comienza a ser más especial.

    ResponderEliminar
  2. la verdad que he pasado tantos años escuchando a silvio que creo que tengo un master en silviologia
    ;))
    un diminuto instante inmenso en el vivirrrr

    ResponderEliminar
  3. El grande de Silvio, yo crecí escuchandole, influencia de mi hermana mayor, y lo que te pasaba a ti con este tema, me sucedía a mi con muchos temas, que fui creciendo con ellos y ellos conmigo...Y nada más, y nada más...
    Buen fin de semana Raúl!!!!!

    ResponderEliminar
  4. ...es que es como para ponerse de rodillas!!!

    Buen finde!

    ResponderEliminar
  5. O algo, sí, que dan ganas..

    Bicazo RAUL, grande.

    ResponderEliminar
  6. Buena reflexión: "no sé si las canciones crecen con nosotros o nosotros con ellas"... el caso es que a mí me ocurre lo mismo, es como los libros o las pelis, cada vez que lo relees, escuchas o ves sacas algo distinto.
    Silvio siempre ha sido mi cantautor preferido, sus letras son poemas sencillamente y su voz es dulce y preciosa.
    No puedo escuchar pero lo haré esta tarde, me quedo con la intriga de saber que canción elegiste... besos de finde

    ResponderEliminar
  7. Una entrada preciosa, Raúl.

    Melancolía, que es cuando se junta la tristeza del recuerdo y la alegría de tu memoria.

    Feliz viernes.

    ResponderEliminar
  8. Toma ya!!! Hoy has conseguido tocar mi fibra sensible. Silvio es un auténtico poeta y yo he vibrado durante años con sus canciones. No dejará de parecerme nunca una maravilla esta y prácticamente todas sus canciones. Volverlas a escuchar es volver a estremecerse.

    Genial. Feliz finde para todos.

    ResponderEliminar
  9. No soy yo mucho de cantautores, pero reconozco que ésta es una gran canción. Una cosa no quita la otra. Lo que es indiscutible es la calidad de su letra.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. las canciones crecen con nosotros, y cada vez que las escuchamos nos parecen nuevas porque nosotros casi lo somos también.
    una canción y entrada preciosas.

    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  11. Primer recuerdodifuso con esta canción: domingo por la mañana, mamá leyendo el periódico y tomando su zumo de pomelo, nosotros sentados en el parquet, al sol, que entraba a través del balcón y daba calorcito, probablemente leyendo alguna tira de mafalda. Que grande, hermano!

    Después vendrían muchos más...

    ResponderEliminar
  12. Es muy potente.
    Miraba por la ventana mientras la escuchaba...

    Gracias, como siempre, Raúl...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. ayys, esos recuerdos son nítidos, preclaros, y por siempre jamás imborrables, hermanita. se me hincha el pecho de alegría por haberlos compartido contigo... y por todos los momentos que nos quedan por compartir!

    ResponderEliminar
  14. Para ponerse de rodillas y no levantarse! ^^

    Me gusta eso de las canciones, que vayan pasando los años y las vayas entendiendo mejor, o que te digan algo nuevo. ^^

    Un saludos, Raúl! =)

    ResponderEliminar
  15. Si muchas veces redescubrir es tan excitante como descubrir.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Yo estoy de acuerdo contigo. Crecemos con las canciones y también las hacemos crecer. Es lo mágico de la música, que te permite hacerla tuya sin rechistar.
    Y qué decir de Silvio...

    Besitos.

    ResponderEliminar
  17. linda, muito linda

    ] e sim,

    acho que deves

    pôr-te

    de rodillas!! :)





    ~

    ResponderEliminar
  18. Cuanto tiempo sin escuchar a Silvio... y que nostalgia...

    ResponderEliminar
  19. Lo siento, no puedo ponerte nada, estoy de rodillas y no llego al teclado...

    besicos

    ResponderEliminar
  20. ayss... sin palabras.
    escribes de maravilla, ya te lo había dicho, no?

    unos comentarios preciosos.

    ResponderEliminar
  21. Preciosa canción y la foto me encanta.
    La música tiene ese don, que te transporta a lugares y escenarios que previamente no podías imaginar.
    Como esa sensación de que la canción crece o que nosotros crecemos con ella.

    Un beso Raúl y muy buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  22. Gradioso texto el que has realizado en este post. Mucha verdad. Abrazo, Raul.

    ResponderEliminar
  23. Raúl, que bueno que la música sea el eje de esta espacio.

    es genial.

    ResponderEliminar
  24. Querido Raul, este tema, y el trajecto de su música en nuestras vidas, de tan pequeños, de tan inmensos...
    Gracias es como un gran lazo.

    Un abrazo de fin de semana.

    ResponderEliminar
  25. Ahora me parece que hubiera vivido un caudal de siglos..... ¡¡Qué granda es Silvio, qué ternura, qué manera de acariciar los sentidos siempre!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. lo más grande es lo que suele ser tan sincero como claro ante nuestros ojos, no? y, lo que es respecto a mí, sólo es necesario algo menos que un acorde para acobardar mi vanidad cuando vibra dentro mío y recupera la parte de mí que sigue siendo yo

    ResponderEliminar
  27. Silvio es grande. "Y como gasto papeles recordandote...". Que seríamos sin la música y sin esos pocos grandes artistas que pasaron por ella.

    ResponderEliminar
  28. Comparto tu experiencia!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Preciosa, igual que la foto!!!

    ResponderEliminar
  30. que suerte la tuya! A mi Silvio me llegó de postpúber pero me pasa lo de la epidermis infantil con su disco Domínguez (esa vocecita que canta y ríe con él en 'el viento eres tu' es su madre)

    post añejo precioso

    ResponderEliminar
  31. "Menos mal que existen, los que no miden que palabra echar, ni siquiera la última"... sin las palabras de Silvio, no se que sería de mi...
    me acompañó, me acompaña y me acompañará, porque por más que escuche sus canciones, siempre descubro algo nuevo que me da respuestas, que me alivia, que me ayuda a seguir...
    Una abraçada gran
    Encarna

    ResponderEliminar
  32. klimtbalan4/6/09 7:37

    Jopes RAúl, me has revuelto las añoranzas!
    Una fabulosa reflexión sobre lo que son nuestras vidas!
    Un besote

    ResponderEliminar