maduración

era un huidor eterno, no había preocupación que le ocupara dos minutos en la cabeza, pasaba por los charcos de puntillas, flotando como una bailarina, era chisporroteante, el azúcar del café, un edulcorador, era el prototipo de sonrisa profident, pero después del último incidente, atrapado (esta vez sí) en su propia risueñez, pensó que quizás, probablemente, su peter pan estaba ya mu grande para según que cosas.

49 comentarios:

  1. jajaja, si es que... hay que madurar!!!
    muy bueno!
    :*)

    ResponderEliminar
  2. a veces, madurar es tan difícil que nos hayamos atrapados de por vida en un cuerpo que evoluciona hacia la "jubilación"... a veces es imposible y eso nos causa mucha inestabilidad...
    Muakatons
    Encarna

    ResponderEliminar
  3. Inmaduremos un poquito, andaaaa, es más divertido.

    ResponderEliminar
  4. que bien traído! me encantó la historia!
    Bon dia! *_-

    ResponderEliminar
  5. para que luego digan que crecer es cumplir años... has aclarado perfectamente que no.
    miro el dibujo y lo que no entiendo es cómo se ha metido antes!

    buen día!

    ResponderEliminar
  6. Dentro de ese coche se está muy seguro. Quizá por eso queremos seguir en él todo el tiempo que podemos.

    Hasta que nos sacan, a la fuerza :)

    Muy bueno el dibujo, y mejor aún el texto.

    ResponderEliminar
  7. Peter Pan muy grande y atrapado? Pues buenas tardes!! Lo que hace falta es que saquen pronto a ese hombre de ese coche para que pueda ir a su osteópata :)

    ResponderEliminar
  8. Y quien es el listo que puede parar al Peter Pan cuando se le mete algo en la cabeza... o se mete él mismo en algún lado.. jajajaja.
    A veces es imposible reprimir los impulsos.
    Un bico.

    ResponderEliminar
  9. Si es que se tenia que haber sacado el carnet de conducir, luego van y salen con estos "coches-sincarné" y la van liando por todos los laos, y pasa lo que pasa....

    xD

    ResponderEliminar
  10. Cuanto daño ha hecho Peter Pan. Es un personaje que siempre he odiado, desde pequeño, es como Mary Poppins, o como se escriba, me parecen personajes profundamente apestosos. Así que hay que madurar un poquito. Vaya imagen más curiosa has puesto!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. El problema de querer instalarse en Nunca Jamás es que cuando sales de la isla, o del coche, te llevas unas ostias como panes. Eso, y no tostarse al sol, nos hace madurar.

    Me ha encantado. Un beso, te enlazo.

    ResponderEliminar
  12. el daño que ha causado ese personaje!!! ;)

    bss

    ResponderEliminar
  13. jajaja se nota que has conocido a unos cuantos Peter Pan, eh? El texto no tiene desperdicio, se ve que te ha inspirado y bien el chiste...

    ResponderEliminar
  14. madurar?... nunca me gusto esa palabra ,hay que madurar en la justa medida, en cosas que lo requieran necesariamente es mas un saber comportarse en esta o en aquella ocasion muchas veces dependiendo de quien te rodee. Que madure la fruta, luego madura en exceso y se pone mala...

    La foto es genial, ahora los chavales tienen unos juguetitos de coches que madre mia jeje aunque en mis tiempos no estaban mal los cochecitos con pedales!

    ResponderEliminar
  15. Anónimo4/9/08 13:56

    muy bueno el cuento y la ilustración! ahora, lo de madurar, no me veo capaz del todo, porque como en la fruta, si maduras demasiado, el siguiente paso en ponerte pocho! jeje

    ResponderEliminar
  16. Anónimo4/9/08 13:58

    ese sindrome lo conozco muy bien... y me siento tan comoda en él...

    no quiero crecer ;) muaaaaakkkkk!!!

    ResponderEliminar
  17. integrar la alegría de un niño a la marudez adquirida...

    ResponderEliminar
  18. Madurar, pues sí pero en cierta medida, porque como la fruta, las hay algunas que están menjor verdes!! Así que siempre es bueno dejar retazos de niñez, rebeldía o locura como lo quieran llamar.

    Buena el dibujo y mejor el texto.

    ResponderEliminar
  19. Eso es lo malo, que aunque no queramos, deseamos no crecer ;)

    Besicos

    ResponderEliminar
  20. jejejejeje, desde luego!!!!! pero si no cabe ahí ni mi niño de tres años!!!!! pobre, que penita me da... muy gracioso este relatillo cortísimo, muy bien expresado y el dibujo muy explícito. Besos

    ResponderEliminar
  21. Madurito y bien conservado, pero sin picarse...

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Sorprendida por el texto y por lo bien que liga esa ilustración, leches!!

    ¿La mandaste hacer, te inspiró al verla o tu buscador de imágenes es realmente la hostia?

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. la imagen inspira al texto, en esta ocasión. la mirada del atrapado, concretamente.

    ResponderEliminar
  25. pues yo pagaría por meterme en una piscina de bolas...

    ResponderEliminar
  26. bem, eu andei a reler a

    enid blyton há pouco! :)



    [ still in the sun? :)

    ResponderEliminar
  27. the sun has gone out! :(

    (I should change the photo)

    ResponderEliminar
  28. noooooooooooo!!!!!! no a madurar quiero ser una niña siempre"!!!!!

    besitos guapo!!!!

    ResponderEliminar
  29. Hay que madurar?...
    Upps! no lo sabía!!!

    ResponderEliminar
  30. me gustan las historias que surgen en tu cabeza al contemplar imágenes como ésta.
    a mí no me asusta madurar, tampoco crecer.

    _un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Muy bueno. El texto es magnífico, como todo lo que escribes, y la ilustración no podría ser más adecuada. Un besazo.

    ResponderEliminar
  32. Y a mí que me encanta madurar! Desde pequeña que soñaba con ello: para mí es libertad, responsabilidad, claro, pero sobre todo saber que una/o misma/o es dueña/o de sí. ¡Chico, que soy la menor de 3 hermanos y tenía ganas de madurar para que no me dijeran lo que tenía que hacer!! Jejejejejeje.
    La ilustración muy buena y me recuerda a un chico altísimo que vi salir anteayer de un Mini, sí, sí, un Mini, en fin... :P

    Abraçada.

    ResponderEliminar
  33. Fantástica historia y fantástica ilustración. Quiero una camiseta con esa imagen... para cuando en mi empresa pongan chill-out :-)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  34. Madre mía, "madurar". ¿No se caen del árbol las frutas cuando maduran? Yo no quiero caerme, no quiero pegarme ese coscorrón, aunque creo que ya es tarde. Por fortuna, mido uno sesenta, así que con un poco de esfuerzo aún puedo meterme en esos cochecitos de juguete.
    Genial, como siempre.

    ResponderEliminar
  35. Con lo lindo que es sentirse niño...

    ResponderEliminar
  36. Pues si el texto ha sido inspirado por la imagen… felicidades, le has hecho justicia.

    ResponderEliminar
  37. hay que madurar para poder seguir sintiendo al niño que uno lleva dentro

    paradojico, pero así lo veo

    (el que sigue siendo niño no siente que es niño, sólo es niño ¿no?, pues eso)

    oye, que me encantó el micro ;)

    ResponderEliminar
  38. El momento en el que te sientes maduro es el mejor para hincar el diente a la vida... al menos eso dicen l@s madur@s que conozco... :)

    ResponderEliminar
  39. "muybuenísimo" a poquito a poco podía usté escribir un librico, para deleite de sus lectores.
    muakss

    ResponderEliminar
  40. va...nunca se es demasiado grande para nada..

    ResponderEliminar
  41. Anónimo5/9/08 21:01

    Asi que el Peter Pan ya era muy grande para según qué cosas.
    Viendo la imagen ¿quién lo diría? jaja
    Lo importante es que en la mente se enconde lo mejor y esa no suele tener limitaciones de espacio ni tiempo, mas bien de capacidad.
    Besossss

    ResponderEliminar
  42. ufff
    Me has hecho pensar en Michael Jackson...
    :-S

    ;-)

    ResponderEliminar
  43. Buenos dias Raul.
    Yo en vez de madurar, no se porque razon, estoy todavia verde.
    Ese color verde que esta a un paso del amarillo-maduro-cadmio.
    Creo que me quede atrapado en algun mundo de esos que he vivido y se ha relentizado el proceso.
    Un cuento corto pero con intensa reflexion, quizas los bomberos le saquen de su estado.
    Saludos cordiales.
    Jesus

    ResponderEliminar
  44. No cambies la foto aún porfa que representa el verano!!!!! y todavia queda!!!!
    Me gusta como eres capaz de una caricatura escribir tan bello relato!!!!
    Madurar duele y mucho, pero es necesario...
    Besototes inmaduros y veraniegos!!

    ResponderEliminar
  45. ¡Qué gracioso! Bueno, hay peter panes que simplemente se mandarían hacer el cochecito un poquito más grande... Siempre hay una solución con tal de no tenerse que bajar del cochecito y enfrentarse a la realidad...

    ResponderEliminar
  46. jajajaja, ayyyyyyyyy no me digas eso, besitos

    ResponderEliminar
  47. mmmm hay que disfrutar de las cosas cómo si fueramos niños, pero no hay que abusar :s xD

    ResponderEliminar
  48. hola Raul
    espero que leas este mensaje( imagino que te llegará al correo)
    me he reido mucho con este cuento y he disfrutado tb con las entradas porteriores hasta la de hoy( un gustazo)
    he estado perdida... espero que no te importe que retome mi costumbre de "desayunarte" cada mañana.
    un saludo

    ResponderEliminar
  49. Los adjetivos que usas al escribir son tan bonitos: escuchador,huidor,edulcorador...Y los sustantivos también, ¿eh?
    ¡Regio!!

    ResponderEliminar