viñeta: yvon wong

25 comentarios:

  1. si es que hay que ser prudente a la hora de hablar...

    feliz viernes!

    ResponderEliminar
  2. como siempre, a veces nuestra boca habla demasiado

    ResponderEliminar
  3. eso hay que decirlo después de un buen desayuno!!
    :*)

    ResponderEliminar
  4. klimtbalan4/7/08 8:23

    menos mal que no hay testigos!!

    ResponderEliminar
  5. ...es una promesa dificil de cumplir...el estómago no entiende de palabras dadas...

    ResponderEliminar
  6. El estómago es como un segundo cerebro, y el tronco es su república independiente. Tiene vida propia y suele pasar olímpicamente del cerebro que hay en el cráneo. Cuando éste dice "tranquilo" el otro dice "¡qué nervioso estoy!" y encima gana la batalla. Así con todo.

    ResponderEliminar
  7. Pobre hombre!!!! Desde luego sus intestinos lo traicionaron.
    Buenos y risueños días, Raúl. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Si es que cuando aprieta el hambre....:P

    Besillos raulillo!!!

    ResponderEliminar
  9. esta viñeta me ha recordado a mi.... xDD

    ResponderEliminar
  10. Nunca se puede decir nunca jamás...

    Aunque algunos piensen que el hambre es algo psicológico, el estómago y los jugos gástricos no entienden de eso.

    Buena viñeta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. No hay nadie mejor que uno mismo para contradecirse!!! jaja

    ResponderEliminar
  12. Mal testigo, desde luego, porque aunque esté por ahí nunca va a declarar a tu favor.
    Me encantan las viñetas. Beun finde

    ResponderEliminar
  13. Menos palabrillas y más pan pa la panxa!!!
    Besicos y buen finde
    Encarna

    ResponderEliminar
  14. hay muchas cosas que escapan a nuestro control, y el éstomago aún formando parte de unos mismo, es una de ellas.
    me como las uñas con la adivinanza!!!!

    ResponderEliminar
  15. Si es lo que yo digo: el cuerpo va por libre

    ResponderEliminar
  16. pues mira se acerca la hora de la cerveza

    lo acompañamos?!!

    :)

    ResponderEliminar
  17. Argh! Vengo aquí a hacer tiempo antes de comer y me topo con eso!
    Junta resaca botellón+dieta y tienes un rugido que ocuparía toda la viñeta.

    Beso sabor naranja.

    Q.

    ResponderEliminar
  18. Yo estoy como el del dibujo. Borborignos por doquier. ¡¡qué verguenza!! Pero estoy pasá de hambre.

    Creo que me voy a sacar una fanta-naranja. A ver si engaño al body.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. jajajja me recordaste que es la hora de comer, si es que soy de un obediente, besitos de finde

    ResponderEliminar
  20. Mi madre decía siempre que antes de poner la lengua en movimiento hay que poner el cerebro en funcionamiento....
    muy bueno el comic!!!!1

    ResponderEliminar
  21. suele pasar... a comerse las palabras con patatas ! :)

    ResponderEliminar
  22. Cuando el estómago habla es muy grosero: ¡siempre quiere decir la última palabra! jejejeje.

    Muy buena.

    ResponderEliminar
  23. Es curioso loq ue algunos organos mandan sobre nuestra mente!!
    :-D

    ResponderEliminar
  24. El estómago fue muy indiscreto y le delató!

    Besitos Raúl:)

    ResponderEliminar
  25. Eso decimos todos y al final acabamos alimentándonos a base de arroz y pasta... el dinero está para gastarlo en otras cosas, ¡a disfrutar de la vida!

    ResponderEliminar