tritono. el diablo en la música

en el estricto sentido etimológico hablaríamos de un intervalo de tres tonos, aunque casi se entiende mejor considerando el cambio de una nota a otra como un camino de pasos, es decir, el tritono sería un "triple salto" en la escala musical. la distancia entre notas es la siguiente: do >1 paso> re >1 paso> mi >1/2 paso> fa >1 paso> sol >1 paso> la >1 paso> si >1/2 paso> do, así que si queremos dar un triple salto que comience en do, por ejemplo, llegaremos a fa, pero tendremos que compensar el medio paso que nos hemos dejado por el camino con medio paso más en fa, es decir, obtendremos fa + medio tono, o sea, fa sostenido, fa#. esta nota tiene una fuerte disonancia, no queda resuelta, genera tensión armónica, desasosiego. en este sencillo vídeo que he encontrado en el tubo se aprecian bien sonidos y sensaciones.

esa extrañeza tonal, el sonido lúgubre, siniestro, provocó la alarma en los impresionables habitantes del medievo, y el tritono se convirtió en la música donde habitaba el diablo, la puerta por donde podría entrar a nuestro mundo, un intervalo sonoro que había que evitar a toda costa, prohibido por la iglesia. muchísimos años después, tony iommi invocó al demonio de nuevo usando tritonos a porrillo al escribir las canciones de black sabbath, considerado por muchos el primer grupo heavy de la historia, aunque el guitarrista lo invocó sin querer, porque realmente no tenía ni puñetera idea sobre notación musical. en fin, así es como se cuela el diablo, no? sin que nos demos ni cuenta.


13 comentarios:

  1. O sea, que el guitarrista de black sabbath tuvo la misma sensación que los habitantes del medievo, lo que prueba que los humanos por mucho adelanto científico, naves espaciales y nanotecnología... seguimos siendo sensibles e impresionables a las mismas cosas...

    Aprendo contigo. Y además disfruto de estas curiosidades.

    Bicos en mitad de la semana

    ResponderEliminar
  2. Interesante, decubrir tu blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Cuando hicimos el programa de Black Sabbath hablamos de esta este intervalo, pero no explicamos tan bien como lo has hecho en qué consistía, si no sobre cómo influía en el estado de ánimo del que lo escucha, de su historia.. Lo has bordado:) Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Muy muy interesante. Me obligas a acelerar mi entrada casi finalizada sobre Tony Iommi y a hacer de "abogado del Diablo". Me ha flipado que relaciones el tritono como la música donde habitaba el diablo. Mi entrada ya tenía nombre, ahora más que nunca.

    ResponderEliminar
  5. Pues juro que a mí me gusta esa dulce tensión del fa sostenido... me encantan las escalas menores, adoro muchas disonancias, definen parte de mí. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Voy a ver si consigo invocarle para vender mi alma, ¿tocando la flauta del cole funcionará?

    ResponderEliminar
  7. Esta vez te has superado en una clase teórica. Grandioso post. Se me acaba de colar el diablo. Abrazo, Raul.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué tétrico! Sin duda, nadie dudaría de que invocan al diablo o algo parecido.
    Me gustó esa interpretación del Fa#, nunca antes me había parado a pensar en ello.

    Gracias, Raúl.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Juer me has resuelto la clase de musica de mañana...eres un crack...ya se me dria lo que debo....jajajajaja

    ResponderEliminar
  10. Muy didáctico. Me ha gustado mucho.

    Ahora ya me explico porque
    cuando cantamos el cumpleaños feliz
    un poco desafinado
    me entra ese repelús...

    ResponderEliminar
  11. Interesante.....

    Siempre el 3.... Aissss...
    ¿Te das cuén?

    ResponderEliminar
  12. alguien me puede escribir la letra xfa?

    ResponderEliminar