you are on my system

probablemente sea la canción que me abrió las orejas a los sonidos electrónicos. en 1983 sólo tenía 9 años, pero recuerdo perfectamente escuchar el disco de robert palmer en el equipo de música de casa, un equipo que le costó un verdadero pastizal a mi padre, que siempre ha mimado mucho sus oídos. tenía un amplificador marantz con una rosca de volumen que casi no cabía en la mano y unas pantallas mitsubishi descomunales. recuerdo bien esos sonidos electrónicos, el impacto, la curiosidad, el hechizo, con aquellos woofer, que tenían más diámetro que mi cabeza, hinchándose y deshinchándose. mi padre a veces quitaba el frontal protector de los altavoces para enseñarlos a las visitas. él también se hinchaba, orgulloso. recuerdo también, de aquella época, los discos de kraftwert, the human league, incluso azul y negro. me siguen gustando esos sonidos, posiblemente desde aquel día, hace 25 años.


otra cosa que acabo de recordar (es lo que tiene ponerse a tirar del hilo de la memoria) es cuando puse el who knows de jimi hendrix en el apartamento de verano, cuando mis padres ya estaban divorciados, girando la rosca de volumen casi al máximo. al rato, asomándome al balcón, descubrí a mi padre haciéndome señas desde abajo, con grandes aspavientos, energumizado: “estás loco, estás loco!”. quizás era un volumen alto, teniendo en cuenta que se trataba de un noveno piso, de acuerdo, pero qué bien sonaba aquel equipo lamadredelseñor!


14 comentarios:

  1. Es un sonido atrayente.. sin duda. Para un niño debe ser como viajar en una nave espacial o algo así...
    Qué raro se me hace esto de ser la primera...
    Bueeenosss Díiiias!!
    Y por mi no bajes la música... jaja
    (Desde el noveno?? anda que..)

    ResponderEliminar
  2. ...en los 80 se hiceron cosas muy buenas con sonido electronico...que razón tienes con los equipos de antaño, como sonaban a todo volumen!!! y como se quejaban los vecinos....

    buen finde!

    ResponderEliminar
  3. Qué grande Robert Palmer. Uno de mis "secretos inconfesables"...

    ResponderEliminar
  4. jejejje, quizás si algo alto debía de sonar...
    Que bien sienta a veces retroceder eh?
    La música siempre ayuda a ello.
    Buen finde!!

    ResponderEliminar
  5. hala! esta sí me trae recuerdos (ni buenos ni malos, solo de las discotecas)
    hay que ver el vídeo qué acartonado! cuanto se le notan los años.
    en cambio la música siempre es estreno para quien la escucha por primera vez.

    ResponderEliminar
  6. Ya apuntabas buen gusto musical, Raúl, claro que según nos cuentas, de casta le viene al galgo.

    Buenos recuerdos nos traes con el tema de Palmer y la época en que algunos aún éramos jóvenes.. jajaja.

    ResponderEliminar
  7. Aunque no está entre mis gustos musicales preferidos, siempre me gustó el sonido de los discos de Robert Palmer.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. la de tiempo que no escuchaba al palmer, me vas hacer rebuscar en el baúl..

    como erá...Great! xD

    salu2

    ResponderEliminar
  9. :)

    Me encantaaaaaaaaaaaaaaaaa

    Besicos

    ResponderEliminar
  10. Bufff como me gusta Robert Palmer..que tipo mas elegante, con clase, y sabiendo tocar todos los palos de buenas formas...te canta un swing como te marca un rock...una pena que ya no este entre nosotros...

    ResponderEliminar
  11. Me gusta el sabor que tienen los recuerdos, siempre asociados a pasajes delimitados por una cifra (años) por un sonido (una canción concreta) o por un tamaño (como los diámetros del equipo).

    Si, me encanta cuando la gente se da a través de sus recuerdos.

    Un sonido muy bueno, Raúl.
    Besoss.

    ResponderEliminar
  12. Ochentero ochentero.

    Este fin de semana estuve escuchando vinilos de Hendrix en el viejo equipo de mis padres (tiene 30 años). Qué gozada y qué recuerdos...

    ResponderEliminar
  13. Eres grande, tío. Lo intuía y ahora lo confirmo plenamente. Me ha calado este post en el que me he visto reflejado en muchos datos. Robert Palmer no era muy santo de mi devoción pero me tenía atrapado "Johnny & Mary". Sobre Hendrix y los equipos estereos, mejor no me extiendo en el recuerdo. Abrazo.

    ResponderEliminar