truz

mamá flamenco asumió toda la responsabilidad de la decisión que tomara días atrás al quedarse con un enorme huevo abandonado. papá flamenco puso el grito en el cielo cuando la cáscara quebró y el pequeño se asomó a la vida. “ya te dije que sería un gran error quedarnos con él!” y su flamante tono rosado enrojecía por momentos. el nuevo miembro de la familia pronto daría muestras de su torpeza, indigna de la elegancia flamenca, como indigno era su plumaje oscuro, apagado. “parece un trasto sin luz”, se quejó papá flamenco. desde entonces, y para abreviar, lo llamaron “truz”. mamá flamenco se propuso integrar al pequeño truz en su mundo color de rosa, costara lo que costase. le regañaba cuando rehuía del agua, obstinado en corretear por suelo firme con sus enormes patas, carentes por completo de zancudo glamour. se desesperaba con las lecciones de vuelo, porque mientras los hermanitos de truz ya se mantenían primorosos en el aire, él era incapaz de levantar un palmo del suelo. mamá flamenco no toleraba los malintencionados comentarios de la gente, y se juró que no descansaría hasta que truz fuera aceptado, por eso lo educó flamencamente con todas sus fuerzas. un día, cuando los flamencos pasaban la tarde refrescándose en la laguna, un enorme trueno hizo retumbar el cielo. todos salieron volando, aterrados, formando una gran nube rosa-nerviosa. cuando regresaron al suelo se encontraron al trasto sin luz ahogado, flotando inane en la laguna. algunos afirmaron que justo después del estruendo vieron a truz meter la cabeza bajo el agua...

38 comentarios:

  1. HOLA!!!
    QUE LINDA HISTORIA...
    VEO QUE AQUI HAY MUCHO QUE APRENDER
    INTERESANTE BLOG

    ResponderEliminar
  2. no te entiendo. pero creo que puedo entender a truz si eso te vale...
    sonia

    ResponderEliminar
  3. ¡La foto fantástica!
    El texto me lo leo en cuanto pueda, ais... realmente todo se altera esta época.
    Besos de pico.
    Q.

    ResponderEliminar
  4. Todos hemos sido truz en algún momento de nuestra vida...pero solo aveces jeje
    gracias x pasarte x mi blog
    un saludo!!!!
    no0e!

    ResponderEliminar
  5. Raul: Pobre Truz vaya final... te le has cargado de un "truenazo".

    Me encantó el nombre y lo que significa.Muy bueno

    un beso

    ResponderEliminar
  6. bueno, es un cuento, tampoco hay que entender demasiado. la moraleja sería que cada uno es lo que es, del derecho y del revés, como dice serrat, y eso no tiene remedio. intentar forzar a alguien a que sea otra cosa que no es suele ser un desastre. las conversiones sólo son positivas desde uno mismo. me ha salido un final un poco truculento, eso sí.

    ResponderEliminar
  7. Curiosa versión del patito feo.

    ResponderEliminar
  8. Qué bueno! Me ha encantado :)

    ResponderEliminar
  9. A mi también me recordó al patito feo. Pero en este caso el final no fue tan feliz...Quizás este es más real. Un besito!!! Yo también fui patito feo. :-)

    ResponderEliminar
  10. supongo que lo peor es cuando el implicado cree ser la version de si mismo inventada por los demas..
    me encanta la foto.

    ResponderEliminar
  11. okok gracias por las explicaciones...
    el final sí, un poco truzculento.

    ResponderEliminar
  12. me encanta esa capacidad tuya para inventar cuentos

    (la foto, muy original)

    ResponderEliminar
  13. Moraleja: Al final todos tenemos una esencia y por mucho que nos mezclemos y aprendamos de otras especies, la naturaleza se impone.

    Me ha encantado!

    ResponderEliminar
  14. Triste final, sí....pero bastante real en su esencia...y es que no resulta fácil, no, nada fácil huir del empeño asfixiante de la nube-rosa...

    Me ha encantado, Raúl....no solo el cuento, sino también una "porción" de un mensaje tuyo.."las conversiones sólo son positivas desde uno mismo.."

    Touchè!

    ;)

    ResponderEliminar
  15. Raúl, ¡me ha parecido precioso este post!. nos tienes acostumbrados a tu música, no sabíamos que eras un fantástico escritor sensible.
    Extraigo de este pequeño relato el amor abnegado de una madre hacia su hijo, tanto que puede ser, sin querer pejudicial o negativo para éste. Como tú nos dices, no se puede obligar a nadie a ser como los demśa quieren, ni siquiera en la tarea de padres, podemos educar, pero no modelar... Autonomía e independencia, libertad personal para ser y pensar.
    mi mś sincera enhorabuena!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  16. A pesar del trágico final, tiene tantos detalles geniales.. El mundo de rosa, el patito feo.. Los valores adquiridos, los aprendidos y los que jamás podrán entrar en la naturaleza intrínseca del ser.. Genial el nombre resumen de la criatura gris terrestre en medio del rosa acuático: truz, de trasto sin luz.. jajaja. A mi me ha parecido que estaba lleno de matices cuidadísimos, que no pueden ser casualidad...
    Y qué más puedo decir.. ¿que me ha gustado mucho?.. pues eso.

    ResponderEliminar
  17. Y el final, aunque trágico, es también genial... con muchas lecturas interesantes.. ¡Toda una fábula!

    ResponderEliminar
  18. Pues a mi el final me gusta, porque es al final cuando demuestra lo que realmente es y no lo han podido arrebatar su identidad, ser un avestruz.

    Muy bonito

    ResponderEliminar
  19. Hala...es como si a Mowgli se lo hubiera comido el tigre.

    No es facil adaptarse cuando te sacan de tu entorno.

    Bonita historia.

    ResponderEliminar
  20. me encantan los cuentos que me sorprenden, pobre, besitos

    ResponderEliminar
  21. bellisima historia. Tiene tantos dobles sentidos... �Mama flamenco quer�a de verdad al peque�o truz?Yo creo que s� pero no sab�a que para querer a una persona hay que respetar lo que es. Dificil el amor, verdad?

    ResponderEliminar
  22. Como el patito feo, pero en avestruz... muy original el cuento, lástima que sus costumbres le llevasen a tan trágico final. Besos.

    ResponderEliminar
  23. -¿y tu hijo ya sabe que quiere ser de mayor?
    -no, pero estoy segur@ que será un gran abogado (ya me veo acompañándole todos los días al juzgado), se casará, tendrá dos o tres nenes, en verano nos iremos todos juntos al apartamento de la playa y después...(bla, bla, bla)

    [fantástico cuento, ¨Raül¨, original versión del patito feo)
    saludos!
    Nacho

    ResponderEliminar
  24. Brillante! Como todo lo que haces Raúl... de nuevo un diez!
    En foto, en cuento y en originalidad.

    Besazos

    ResponderEliminar
  25. Me ha encantado el cuento. Con final truculento, pero no todo es rosa.Cada uno es lo que es y no vale pretender ptra cosa.Besitos Raul
    anamorgana

    ResponderEliminar
  26. Es de un dramatismo muy tierno. Truz murió por seguir su instinto. El problema: no estaba en el lugar adecuado en el momento adecuado. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  27. Y es que no se puede ir en contra de la naturaleza personal de cada uno... pro mucho que te eduquen el otras creencias...

    Una historia con mucha profundidad y con múltiples lecturas...

    Muy bonita Raúl...

    Besos

    ResponderEliminar
  28. mamá flamenco se volvio un vistazo de sensaciones, y le dio a sus desendientes una patada de emociones.....

    raul brother, te saludo y te pido que en cuanto puedas si gustas pases por mi blog para que formes parte de un juego....

    dios te bendiga
    un abrazo fraterno

    ResponderEliminar
  29. Incuestionable naturaleza...
    :P

    ResponderEliminar
  30. Vaya confusión...
    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Bravo! Me encantó. Como vos decis, es un cuento, si, pero tiene conceptos por doquier. Ay!! los amores y expectativas de mamá! Saludos

    ResponderEliminar
  32. He estado muy liada estos días.
    ¿Llego tarde? Bueno, lo importante es que llego en cuanto puedo :-)
    Has contado en forma de narración una de las cosas que tiene la vida. El derecho a la igualdad y a la no discriminación.
    Me gustó mucho el amor de la madre y entiendo su empeño en cambiarlo solo porque pensaba que asi lo aceptarían todos.
    Pero al igual que las personas, cada truz es un mundo. Hay que aceptarlas tal y como son, con sus defectos y sus virtudes y no intentar cambiarlas en su esencia.
    A mi el final me ha gustado, es una sacudida a nuestras conciencias. La frustración y desesperación también pueden llegar a un truz como el de tu historia.
    Besosssss.

    ResponderEliminar
  33. Raúl, me ha encantado el cuento!! si es que ser lo que uno no es.. al fial acaba con la cabeza bajo el agua..genial wapo, y la foto fantástica

    ResponderEliminar
  34. Mira...
    Un consejo...
    Si quieres que la Disney te publiqué historias de Winnie the Pooh y los Heffalump... lo mejor es dejar los sicotropicos, eso o mando el CV a Burton...
    Tu mismo!

    :-P
    ;-)

    ResponderEliminar
  35. El cuento muy lindo, sí, sí, sí
    pero creo, señor inventor, que se le olvidó contar
    que al final
    "todos se pusieron muy flamencos"jejejejejeje

    ResponderEliminar
  36. hola Raul.
    Mirando esta composicion, me vino a la memoria este gran canto-autor que es Joan Manel Serrat, y su cancion -Esos Locos Bajitos-....Lastima que al final y por la educacion erronea recibida, no pudiera usar su autentico instinto.Saludos.
    P.D. si no te importa te linkare en mi blog, asi me es mucho mas facil acceder al tuyo.

    ResponderEliminar