sueñosdesal

volaba a ras de mar, jugando con la espuma, con mis plumas extendidas, como gaviota lejana. envuelto en el silencio, si acaso la voz perdida de algún viejo pescador, acariciaba olas de plata. hasta que justo delante de mi, un enorme pez salta, y se eleva, enorme, ocupando el cielo que hace un instante contemplaba. un enorme pez que canta, como un ángel con escamas, y me mira, con su enorme ojo de pez, a mi, pobre gaviota paralizada. sólo un músculo pude mover, el que me abrió el pico por entero (el músculo del asombro), mientras el pez cantaba y cantaba. no entiendo cómo me sostuve en el aire sin agitar un ala, sólo me quedé allí, escuchando al pez, que con su canto ya se alejaba, despacio, sereno, hasta ser sólo estela chiquita en el agua.
nunca olvidaré esos cánticos. ni cuando volaba sin alas.




audio para el texto:
pink floyd, the great gig in the sky

8 comentarios:

  1. Raúl,que bonita historia he leído mientras escuchaba esta estupenda canción.Ha sido una pura delicia...Las dos cosas por separado son bonitas.Pero juntas...

    ResponderEliminar
  2. gracias!! de esto trata un poemaudio precisamente, de sumar ambas sensaciones. me alegra que te guste :)

    ResponderEliminar
  3. Preciosa combinación... una gozada para los sentidos.. Me gusta volar por los mundos de tus poemaudios, mantienes mi músculo del asombro en forma... jes.

    ResponderEliminar
  4. ¡qUÉ BUENO TODO TU POEMAUDIO! mE HA ENCANTADO ESO DEL MÚSCULO DEL ASOMBRO.

    ResponderEliminar
  5. Margarita20/1/08 13:09

    Es un poema corto,pero muy bien construido,me quedo sobre todo una frases,como en el caso de:"como gaviota lejana,acariciaba en el silencio olas de plata" me parece un acierto la composición de esas frases,y sé bien lo complicado que es encontrar en poesía las palabras adecuadas.Uno puede estar horas y horas arañando el humo en el aire de un cigarrillo,hasta llegar a decir justo lo que se quiere decir;y la música que elegiste es sin duda su mejor compañera.Mozart solía decir que la poesía debe de ser la fiel compañera o dicípula de la música y tú con tus" poemaudios",has hecho una inmejorable combinación.Felicidades!TE LO DEBÍA!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué tierno!
    Ese ojo tiene mucho encanto y es capaz de decir más cosas con la mirada que con las palabras.
    Me ha encantado esta historia.
    Te dejo un saludo y un abanico de saludos en forma de alas.
    Neli.

    ResponderEliminar
  7. gracias margarita!! no sabía que además de escuchar, como buena melómana, también te gusta escribir.

    ResponderEliminar
  8. gracias por esos saludos tan originales neli :)

    ResponderEliminar