la reponedora


a las cuatro y media de la tarde el supermercado estaba prácticamente vacío. le gustaba ir a las horas de poca afluencia, se sentía más cómodo. en general era huidizo con la gente, evitaba los momentos de gran humanidad. se detuvo frente al estante de la comida precocinada, visita obligada para un soltero de su edad, y mientras decidía qué pizzas llevarse balanceaba inadvertidamente la cabeza al son del hilo musical. era una canción preciosa. cuando giró la cabeza para ver quién estaba cantando a su lado, la reponedora le sonrió, sin dejar de cantar, con delicada firmeza. ella rellenaba la fila de las 4 estaciones, despreocupada, entonando con todas las emociones, entrecerrando los ojos, balaceando suavemente la cabeza también. era todavía más preciosa que la canción. cuando le dedicó otra sonrisa limpia, abierta, él metió unas pizzas cualesquiera en el carro, para disimular su aturdimiento. estaba totalmente bloqueado. la reponedora se fue a otro stand cuando la canción terminó, y él creyó advertir una punzada de tristeza en su mirada de despedida. al día siguiente fue a por más pizzas, con el anhelo de encontrarla. dos días después se recorrió todo el supermercado, visitando estantes de productos que ni siquiera sabía que existían. terminó paseando por pasillos atestados de gente, en horas punta, por si hubiera cambiado el turno. desesperanzado, y con la nevera de casa más llena que nunca en su vida, preguntó a las cajeras por la reponedora cantante. la describrió con precisión, tenía su rostro dentro de la cabeza. nadie supo decirle nada. era como si ella no hubiera existido. quizás nunca existió. de vuelta a casa, cabizbajo, sintió por dentro la vacuidad de sus propios estantes.

audio: lemans. no vino, estaba enferma o de vacaciones




45 comentarios:

  1. cuando repitan la canción, ella seguramente estará reponiendo cuatro estaciones. De Vivaldi y en tus estantes.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan esos flechazos que dan sentido y te alegran el día.
    Una sonrisa, una canción, un balanceo, cosas sencillas tan difíciles de ver...

    Feliz fin de semana. Siempre insisto en que escribas más porque me encantan tus relatos.

    ResponderEliminar
  3. Qé bonita canción! Y la historia me ha gustado, con ese final "no feliz" tan real.
    Me ha traído a la mente la primera película que ví en V.O. subtitulada en mi vida, y que "a pesar de acabar con final feliz" me encantó.

    Me despido "relativamente" Me voy de vacaciones, ahora sí, pero he hecho los deberes. He dejado programado un rastro de miguitas musicales, para que me siga el rastro quien lo desee.

    Nos leemos y escuchamos a la vuelta!!

    ResponderEliminar
  4. ...a la ocasión la pintan calva... la próxima vez aprovechara, por lo menos en desearle buen día, aunque sean las cuatro del mediodía...un abrazo...

    ResponderEliminar
  5. Raúl, Tus relatos son preciosos. Creo que debías dedicarte a la escritura (además de la música) lo tuyo son las artes, está claro!!!!.
    La Reponedora. Me ha gustado mucho. Qué malita es la soledad y la timidez con la que suele ir unida. Si hubiese tatareado a coro esa canción en lugar de coger unas pizzas cualesquiera del stand, quizás hubiesen quedado y... ¡quién sabe!!!!.
    Un beso y gracias por entretenerme tanto.

    ResponderEliminar
  6. Es un poemaudio precioso, consigues que los visualice a la perfección.
    Muy bueno!!
    Que tenga un buen día, y ya casi unas buenas vacaciones no?
    B7s

    ResponderEliminar
  7. Ay...lo que aliemnta nuestra alma se nos presenta huidizo.
    Olé por los valientes que buscan lo que quieren y no se conforman con pizzas!

    (precioso poemaudio)

    ResponderEliminar
  8. al menos ya sabe que le gusta de una chica

    pude dedicarse a intertar encontrarse con ella fuera de la soledad de los pasillos del supermercado

    muy muy bonito
    la canción le viene de lujo

    kisses

    ResponderEliminar
  9. Y el se debió preguntar por que no le dije algo ayer! ains lastima. Por lo menos no vengó su memoria, a pedradas contra los cristales, del super como sabina en y me dieron las 10 jejej.:P.
    Muy bueno el poemaaudio. Buen finde!

    ResponderEliminar
  10. precioso relato sin duda, y cómo siempre muy bien "sonorizado" ^_^

    Feliz finde a tutom...vacacionesssssssss

    ResponderEliminar
  11. Si al menos se hubiera animado a decirle algo... seguro que si veulve a escuchar la canción ella aparecerá donde sea que el este.
    Besitos reponedores!!!

    ResponderEliminar
  12. Enganchadísima he quedado, con este relato que te va llevando por unos instantes a desear lo mejor o con lo que cada uno hubiera querido que sucediera, y al final la realidad....

    Aunque no te acuerdes de la bienvenida, que está en mi primer entrada.......

    ...muchos saludos,
    A

    ResponderEliminar
  13. Qué bueno tu relato... una reponedora trampa... sin duda...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Siempre escucho al corazón para que el temor no tenga la última palabra.

    Saludos, Raul

    ResponderEliminar
  15. Que relato tan dulce y precioso, lástima que no aprovechó su oportunidad...
    Petonets
    Encarna

    ResponderEliminar
  16. ¡Viva la humildad!
    ¿Qué hay más común que una pizza 4 estaciones prefabricada junto con un flechazo inesperado?
    Gústame el relato, al fin tocas el realismo que tanta imaginación era desbordante. Algo mágico, algo encantador. ILIKEIT!
    Beso champiñonero.

    Q.

    ResponderEliminar
  17. viva! gracias, pequeña poeta, y gracias en general por los comentarios buenos :)

    ResponderEliminar
  18. Pues eso me ha pasado en muchos sitios. ¡A veces creo que tengo el Síndrome de Mike Hammer!

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. cachissss! si es que no se puede ir por la vida así, llenando el carro al tun tun...
    me ha encantao! XD

    feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  20. tão lindo tão

    rio tão

    poema tão cheio de

    vazio

    tão

    ( cave



    ~

    ResponderEliminar
  21. una canción preciosa,
    perfecta para esta bonita historia, y... no será que ella también salió a buscarle a él?

    _beso de viernes

    ResponderEliminar
  22. EL DIA MENOS PENSADO EN EL LUGAR QUE JAMAS HABIA IMAGINADO Y CON UN FONDO DE PIZZAS JAMAS SOÑADO...EN FIN...
    A MI EL CHICO DEL MERCADONA ME ENCANTAAAA, Y BUENO... ENTRE LAS GONDOLAS DE GALLETAS Y VINOS, QUIEN SABE ;)

    ResponderEliminar
  23. Que jodido eres guapo, que bien escribes...

    Esos amores de pizza son geniales :)

    Oye, que me encanta que te pases por mi blog, te lo había dicho ya?pues eso :)

    Besicos

    ResponderEliminar
  24. Ohhhhh
    ¡Qué tiernooo!
    Preciosa historia, lo bueno es que es totalmente creíble. Me he visto en el super a esas horas tan poco transitadas, creo incluso que vi al protagonista y hasta escuché la canción.
    ¡Qué bien lo has descrito, Raúl!
    Te felicito.

    P.D: En cuanto a la imagen.... me parece muy puñetera. ejem... que ahora en verano queremos bajar 1 o 2 tal vez 3 kilos y esa imagen por momentos debería estar prohibida :-))

    Besitos.

    ResponderEliminar
  25. esos carros del super van fatal, a ver si tropieza con ella un día de estos sin querer y va a pasar lo mismo! La canción casi tan buena como el relato, buen finde semana.

    ResponderEliminar
  26. pues si, cuando vuelva a sonar la cancion aparecerá la reponedora, que curioso,pero segun leia tu relato, me veia a mi misma esta noche me he pasado por el eroski a comprarme un pizza.. curioso porque hacia años que no lo hacia....
    pero no habia ningun reponedor cantandome.. me cachis...!
    Jo...
    :)

    (Escribe mas Raul, jolines...., que nos gusta mucho como lo haces....)

    (y sigue alimentando la banda sonora de nuestras vidas, qeu tmabien lo haces de p. madre...hombre!)

    ResponderEliminar
  27. Sabes que tienes un blog muy chulo!!

    ResponderEliminar
  28. T@dos buscamos alguien que rellene nuestros vacíos. Aunque no siempre lo confesemos ;)

    ResponderEliminar
  29. Que pena me da su tristeza...
    Y sus estantes vacíos...
    Pero que delicia cruzarse así con alguien aunque sea una vez.

    Precioso!

    Buen fin de semana...
    (espero que por allá haya sol...aquí escasea :( )

    ResponderEliminar
  30. al menos tu no te encontraste un banco en el sitio, y rompiste los cristales a pedradas como cantan en cierta canción jejeje...
    Buen texto.

    Apertas.

    ResponderEliminar
  31. Que duro el despertar de algunos sueños.. con esa canción que te persigue, a veces todo el día.. a veces toda la vida..
    Precioso.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  32. tooooc tooooccc ¿como esta mi dj favoritooooooo?? ains...te he echado de menos shiquillooooo...

    Oye, ahora que lo dices...porque nunca hay reponedores "monos" en ningun supermercado??? Será una de mis reivindicaciones a partir de ahora...:P

    Besos enoooormes!!

    ResponderEliminar
  33. Pero que peazo de artista!!eres como un R/Baúl de sorpresas ! Una bonita historia de amor entre masas de harina y gente, amor "antiguo" en el hipermercado. La canción preciosa. Kisses for you.

    ResponderEliminar
  34. Los sueños son siempre increíbles. Saludos, por cierto, soy d´Agolada en mi nuevo blog

    ResponderEliminar
  35. La última frase me parece magistral.. de una exquizitez digna de un buen libro ;-) Bss!

    ResponderEliminar
  36. Que preciosa historia. Y es que a veces los sueños pueden ser tan reales... besos musicales.

    ResponderEliminar
  37. ¡Dios, qué bonito! Me encanta lo de "de vuelta a casa, cabizbajo, sintió por dentro la vacuidad de sus propios estantes". Es una frase preciosa. ¡Dices tanto con ella!

    ResponderEliminar
  38. La reponedora estaba cantando porque era su último día en ese trabajo. Le sonrió abiertamente porque los sabía sin reencuentro posible y bueno, sí, la mirada de tristeza era porque sabía que en el fondo de su alma echaría de menos un trabajo tan sencillo como colocar amables pizzas de la abundancia...

    ResponderEliminar
  39. que malo que es el verano...
    bones vacances si las hay!

    ResponderEliminar
  40. a veces es tan perfecto que parece como si fuera un sueño... melancólico el final
    cambio de look personal y del blog!! me gusta
    besos Raul

    ResponderEliminar
  41. Me ha encantado la historia y me ha hecho reflexionar, vale la pena arriesgarse pues por miedo perdemos ocasiones preciosas que nunca se repetirán.

    besos

    ResponderEliminar
  42. Anónimo9/8/08 16:19

    A ti sólo se llega por ti.Te espero.
    ¡Qué desterrado ,qué ausente es estar donde uno está!
    Estas magistrales frases pertencen a Salinas.Recuerdo que me comentaste que te agradaba.No es de extañar.
    El motivo de ellas no es otro que "el inesperado encuentro" y la desolación o vacuidad(como tú dices)que uno siente cuando "ese alguien" deseperadamente buscas inútilmente.Gritas y no hayas respuesta.Todo enmudece.
    La vida está llena de inesperados encuentros y por desgracia demasiados desencuentros.
    Triste canción la de tu poema-audio y triste mundo el de los pronombres.Cuando sólo tropezamos con un más que reconocido "yo" y no con un ansíado "nosotros".
    Besos:
    Margarita.

    ResponderEliminar
  43. uhmm me dieron ganas de comer pizza, entretenido tu texto, pero el tema no me ha gustado tanto.

    ResponderEliminar