igor falecki

dicen que el talento puede llegar a adquirirse a fuerza de trabajo, disciplina, perseverancia y demás, pero yo no creo que este renacuajo polaco de 4 años haya tenido mucho tiempo vital para ser perseverante, y desde luego no parece que se esfuerce demasiado en lo que hace. hay quien nace con un don, y ya está, no hay que darle más vueltas. porque digo yo que sería harto complicado que le introdujeran una pequeña batería de juguete a la madre para que el embrión falecki ya fuera practicando y eso, no? menudo embarazo infernal para la pobre mujer!

15 comentarios:

  1. Le provocaría acidez.Te lo cuenta una que estuvo embarazada...Madre mía como toca el Igor Falecki.Espero que le pongan otro nombre cuando triunfe,porque yo leyéndolo me trae a la memoria los higos chumbos y a falete...No sé,hoy es viernes y los viernes a ésta hora son muy malos...Gracias por tu visita.Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me acabo de quedar muerta!...todavia tengo los pelos de punta!, pero que es esto! No importa lo que sufriera en el embarazo, este renacuajo no tiene precio.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. yaa, suena raro sí, a criatura extraña o algo. hay que ponerle una cosa más artística.

    saludos taratela (y no te quedes muerta mucho tiempo eh?)

    ResponderEliminar
  4. Pero madre de Dios !! pero si las baquetas son más grandes que su brazo !!!!!

    Esto sí es precocidad, y no la del batería de los Hanson... jejeje.

    Un abrazo !

    ResponderEliminar
  5. jo, así mis musas no se van a acordar de mí en un millón de años... ¡están todas fliplando con el Falecki! muy chulo tu blog, volveré.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1/12/07 0:45

    Hasta hoy, el batería de los Kaiser Chiefs era mi "no va más". Glups. Es talento innato... Por Dios! Que no lo sea! Yo también quiero!

    ResponderEliminar
  7. yaaa, es sorprendente el chiquillo, la verdad. ¿cómo tocará cuando tenga 30 años? si podrá tocar con la...!! (uys, iba a decir una barbaridad)

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Me he quedao muerta en la bañera...¿esto es de verdad?? Si pesan más la baquetas que su brazo!! Con 30 no sé cómo tocará (puede acabar haciendo discos para David Bogavante o alguno de estos...Pero vaya bíceps tendrá el chatorro!!! jejeje.

    PD: Raulín, te enlacé.

    ResponderEliminar
  10. y yo te voy a echar el lazo inmediatamente :)

    ResponderEliminar
  11. Madre mía de mi vida y de mi corazón. ¿Pero es un niño de verdad? ¿No será un enanito disfrazado con un disfraz de niño?

    Ahh y sea enanito, sea niño, sea extraterreste, yo voto por que se quede su nombre original. Igor Falecki. Tiene carácter y no suena a falso...

    Besos

    ResponderEliminar
  12. es hermoso ver cómo se maneja y las sonrisitas de final de actuación, se nota que se lo pasa bien,que disfruta... esperemos que pueda seguir por mucho tiempo (disfrutando digo).

    ResponderEliminar
  13. Vaya con el canijo, hace que la sonrisa se te dibuje en la cara. Es total.Me gusta.
    Un abrazo, Raúl.
    Marta Uma

    ResponderEliminar
  14. coincido, es casi mágico ver al pequeño igor, porque no es consciente de su virtuosismo, verle disfrutar con toda la inocencia, como un diamante puro (y bruto, venga, por aquello de darle a las baquetas), una delicia. abrazos!!

    ResponderEliminar
  15. El ritmo le sale de dentro.. todos tenemos un ritmo, pero no todos sabemos seguirlo. Lo de este niño es increíble... Sin duda un niño prodigio.. ¡me encanta!, pero no creo que mi niño sea tan virtuoso.. jejeje. Es más disperso.. como su madre..

    ResponderEliminar